Cómo enviar fotos por Hotmail

Crear Cuenta Hotmail Correo es un sitio informativo de tutoriales y noticias relacionadas con la creación de distintos correos electrónicos. Crear cuenta, registrarse y mucho más! No olvides seguirnos en nuestra cuenta de Facebook para estar al tanto de todas las noticias!

Anuncios:

Es posible que nos hayamos encontrado con problemas a la hora de enviar fotos a través de nuestra cuenta de Hotmail.

En el caso de que esto ocurra, os aconsejamos que sigáis leyendo este post, donde intentaremos solucionar las dificultades más habituales que nos podemos encontrar.

El envío de imágenes a través de Hotmail es constante, ya que en ocasiones necesitamos enviarlas por nuestro trabajo o para informar de algo a nuestros amigos o familia.

Unas veces enviamos una foto, pero en ocasiones necesitamos enviar varias, y nuestras cuentas de correos están limitadas y nos lo impiden. Este suele ser el problema más frecuente de errores al enviar imágenes.

Otro error común es la velocidad de conexión de el ordenador remitente y del destinatario. Si la conexión es algo lenta, es posible que nos desesperemos al subir o bajar imágenes por ser muy pesadas.

Lo primero que debemos pensar es si realmente necesitamos enviar tal cantidad de imágenes, o podemos prescindir de algunas de ellas y enviar sólo las estrictamente necesarias.

Si nuestra imagen ocupa demasiado, quizás nos pueda interesar reducirla de forma que ocupe algo menos. Hay una gran variedad de programas en el mercado que nos permitirán reducir nuestras imágenes sin que pierdan calidad.

Por último y quizás más importante es saber que hay determinados formatos de imagen que ocupan bastante menos que los más tradicionales. Por ejemplo, el JPEG es altamente recomendado para realizar este tipo de envíos, ya que hace que la foto pese incuso menos de una sexta parte de lo que pesaba. Para cambiar el formato de las imágenes también disponemos de distintos programas en el mercado, aunque podemos hacerlo incluso con el Paint que incluye Microsoft Windows. Para ello no tendremos más que abrir la imagen y guardar de nuevo, pero esta vez añadiendo “.jpeg” (con el punto y sin comillas) al final del nombre.

Comprueba la diferencia de peso entre la foto original y la nueva que hayas creado. Te va a sorprender.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *